Nuestro Blog

Llaves incopiables

Todas las personas a lo largo de toda la historia siempre hemos querido proteger nuestros bienes frente a posibles ladrones. Para ello hay que ir actualizándose para ir por delante de mismos y que no roben nuestros hogares.

Si te has preguntado alguna vez si existen llaves que no se puedan copiar, la respuestas es sí y no, es decir, en la actualidad no hay ninguna llave única que no pueda copiarse, pero lo cierto es que existen llaves que son incopiables que destacan por que no pueden copiarse en cualquier lugar, como pasa con la mayor parte de las llaves que hay en el mercado. En estos casos, cuando se compra la cerradura, también se da una tarjeta que habrá que guardar muy bien, puesto que va a ser la clave para poder conseguir una copia de la llave en caso de rotura o de pérdida. Si se adquiere una llave que no pueda copiarse, solo se puede conseguir una copia mediante la empresa que la ha comercializado con la llave que te van a dar.

Como se puede comprobar, todas las llaves en realidad pueden ser copiadas, aunque hay algunas que resultan más fáciles de hacer que otras. Y es que el objetivo siempre es impedir que un posible ladrón puede conseguir una copia de la misma y abrir la puerta sin problemas.

Pero a la hora de adquirir estas cerraduras, hay que tener en cuenta que la incopiabilidad no es la misma para todo tipo de modelos ya que algunas marcas utilizan métodos más seguros y otros menos.

Las llaves todavía tienen un largo futuro, aunque según estudios realizados se ha podido demostrar que más de un 80 por ciento de la población no sabe distinguir si la llave que tiene es de seguridad o solamente es una llave simple que permite abrir y cerrar las puertas. No se debe caer en el error de pensar que una llave al tener agujeros y ser plana, es en realidad una llave segura.

En cualquier caso todo parece indicar que la patente de las llaves que no se pueden copiar, va a ir creciendo y cada vez más serán las cerraduras que las usen, aunque esto tiene cosas positivas y negativas.

Lo positivo es que los ladrones no podrán hacer una copia de la llave, al menos durante sus primeros años de vida, ya que con el paso del tiempo, seguro que los ladrones encontrarán una forma de copiar las llaves y abrir cerraduras que hoy en día son casi imposibles de abrir.

Lo negativo es que para el cliente no es fácil hacer una copia, ya que en caso de necesitarla habrá que pedirla a la empresa y esperar a que ésta la fabrique y la envíe, lo que implica que habrá que esperar días para poder disponer de ella.

Por eso en el momento de apostar por estas cerraduras hay que sopesar los pros y contras para si esta variedad de llaves es lo que buscas para aumentar tu seguridad. Además hay ciertas marcas que piden a los clientes un número de aviso para poder avisarle cuando se pide una copia de la llave ya que si no ha sido él quien ha realizado la petición, se paralizará la copia para que la llave no caiga en malas manos.

Cerraduras digitales

El mundo de la cerrajería ya está llegando hasta el mundo digital y son muchas las personas que piensan que instalar en sus hogares unas cerraduras digitales es la mejor opción para que no puedan ser manipuladas. Aunque la realidad es distinta, porque de igual manera que las cerraduras evolucionan, también lo está haciendo la tecnología usada por los ladrones y los medios para copiarlas también está evolucionando y llegan a ser capaces de copiar los códigos para conseguir abrirlas.

Lo cierto es que una llave digital es bastante segura aunque según va pasando el tiempo, dejará de serlo, por eso par disfrutar de ellas, tanto por seguridad como por comodidad, hay que ir cambiándola cada cierto tiempo para que los ladrones no puedan usar esta tecnología en tu contra.

Igual sucede con las claves que se meten en los móviles o en los mandos a distancia. En el caso de usar una llave digital en el móvil, hay que usarlo con precaución y no descargarse cosas que puedan ser copiadas con esos códigos.

Si se está buscando una calidad máxima, hay que comprar una llave que sea de alta calidad y que haya sido fabricada mediante una marca de confianza, para estar seguro de que la compra realizada ha sido satisfactoria.

En el momento de hacer la compra es primordial contratar los servicios de un experto en una cerrajería que sea seria, así se va a evitar que el vendedor se pueda quedar con una copia y venderla después a un ladrón. Aunque puede sonar algo raro, no sería la primera vez que sucediera esto. Pero si se compra en un negocio serio y legal, esto nunca va a pasar y contarás con la seguridad de que tu cerradura es la más segura. Además cuando se realiza la compra, hay que elegir entre la seguridad o la comodidad, ya que todo es difícil de conseguir.

Diferentes tipos de cierres metálicos

Si quieres conocer los diversos tipos de cierres metálicos existentes a día de hoy en el mercado, a continuación desde cerrajeros 24horas Alcobendas te vamos a informar de manera resumida con una lista de ellos y con la que podrás conseguir el que más te interesa para que lo instalen en tu negocio.

¿Qué es un cierre metálico?

Lo primero que tienes que saber es que un cierre metálico es una cortina de metal que ayuda a cerrar a un negocio y a protegerlo ante los ladrones. Dentro de los mismos se pueden encontrar numerosos modelos para que elijas.

Cierres metálicos enrollables

Este sistema de cierre es muy sencillo ya que se enrolla como si fuera una persiana al abrir el cierre, aunque a la hora de cerrar, el rollo se desenrollará para cubrir el espacio que deja entrar en el negocio.

Cierres metálicos automáticos

Este cierre es igual que el anterior pero la apertura en lugar de hacerse de manera manual se hace de manera automática. La seguridad es la misma aunque la diferencia es que es más cómodo. Para abrirlo solo hay que darle a un botón, meter la llave o pulsar el mando a distancia y comenzará a abrirse o cerrarse solo.

Cierres metálicos de aluminio

El material es la diferencia principal que existe entre este cierre y el enrollable ya que en este caso la persiana es de aluminio.

Cierres metálicos ciegos

Ideal para aquellos negocios que no cuentan con escaparate y en el que no es necesario que los clientes vean lo se en el negocio se vende. Puede ser manual o automático. Este último será un poco más caro pero la comodidad es mayor. Dependiendo de lo que necesite puedes apostar por una u otra versión.

Cierres metálicos de concha

Este cierre se fabrica con diferentes barras, ya sea de diseño como de grosores. Las uniones en este caso se hacen mediante grapas de aluminio que son de gran resistencia. En este caso las personas que pasean por las calles sí que pueden ver lo que hay en el interior.

Cierres metálicos de lama plana

Este modelo se fabrica con piezas de aluminio de extrusión y tienen un tubo de acero que se usa como ensamblaje. En este rango se pueden ver cierres de pletina plana cruzada, de pletina plana simple o doble, esta última posiblemente la más segura dentro de este rango.

Cierres metálicos micro perforados

Son muy parecidos a los cierres ciegos. Los dos son bastante seguros aunque la diferencia principal es que hay visibilidad tanto desde fuera como desde dentro del negocio. Es usado por muchos negocios para aumentar la seguridad de los mismos.

Cierres metálicos troleados

Ofrecen una visibilidad muy buena del negocio ya que cuentan con unos grosores y unas dimensiones muy amplios que hacen que el cierre sea muy resistente. Si se busca una buena seguridad, este modelo es muy bueno.

Cierres metálicos de tijera

Perfecto para que los clientes puedan ver lo que hay en el interior del negocio sin problemas. La apertura en este caso puede ser central o lateral aunque también se puede comprar un modelo de giro, en cuyo caso el espacio ocupado por el cierre será muy pequeño. Perfecto si se busca un modelo que ocupe muy poco sitio una vez esté abierto.

Cierres metálicos de acero inoxidable

Este modelo tradicional se diferencia por su fabricación en acero inoxidable. Es importante su grosos para ver si el modelo a instalar es resistente o no a la presión.

Cierres metálicos galvanizados

Este cierre, similar al cierre convencional, se fabrica con pintura galvanizada.

Cualquiera que sea el tipo de cierre elegido, es importante que sea instalado por un profesional para que la seguridad de tu negocio sea la máxima posible, aunque haya que pagar un poco más. Solicita presupuestos y apuesta por un cerrajero profesional.