Nuestro Blog

Diferentes tipos de cierres metálicos

Si quieres conocer los diversos tipos de cierres metálicos existentes a día de hoy en el mercado, a continuación desde cerrajeros 24horas Alcobendas te vamos a informar de manera resumida con una lista de ellos y con la que podrás conseguir el que más te interesa para que lo instalen en tu negocio.

¿Qué es un cierre metálico?

Lo primero que tienes que saber es que un cierre metálico es una cortina de metal que ayuda a cerrar a un negocio y a protegerlo ante los ladrones. Dentro de los mismos se pueden encontrar numerosos modelos para que elijas.

Cierres metálicos enrollables

Este sistema de cierre es muy sencillo ya que se enrolla como si fuera una persiana al abrir el cierre, aunque a la hora de cerrar, el rollo se desenrollará para cubrir el espacio que deja entrar en el negocio.

Cierres metálicos automáticos

Este cierre es igual que el anterior pero la apertura en lugar de hacerse de manera manual se hace de manera automática. La seguridad es la misma aunque la diferencia es que es más cómodo. Para abrirlo solo hay que darle a un botón, meter la llave o pulsar el mando a distancia y comenzará a abrirse o cerrarse solo.

Cierres metálicos de aluminio

El material es la diferencia principal que existe entre este cierre y el enrollable ya que en este caso la persiana es de aluminio.

Cierres metálicos ciegos

Ideal para aquellos negocios que no cuentan con escaparate y en el que no es necesario que los clientes vean lo se en el negocio se vende. Puede ser manual o automático. Este último será un poco más caro pero la comodidad es mayor. Dependiendo de lo que necesite puedes apostar por una u otra versión.

Cierres metálicos de concha

Este cierre se fabrica con diferentes barras, ya sea de diseño como de grosores. Las uniones en este caso se hacen mediante grapas de aluminio que son de gran resistencia. En este caso las personas que pasean por las calles sí que pueden ver lo que hay en el interior.

Cierres metálicos de lama plana

Este modelo se fabrica con piezas de aluminio de extrusión y tienen un tubo de acero que se usa como ensamblaje. En este rango se pueden ver cierres de pletina plana cruzada, de pletina plana simple o doble, esta última posiblemente la más segura dentro de este rango.

Cierres metálicos micro perforados

Son muy parecidos a los cierres ciegos. Los dos son bastante seguros aunque la diferencia principal es que hay visibilidad tanto desde fuera como desde dentro del negocio. Es usado por muchos negocios para aumentar la seguridad de los mismos.

Cierres metálicos troleados

Ofrecen una visibilidad muy buena del negocio ya que cuentan con unos grosores y unas dimensiones muy amplios que hacen que el cierre sea muy resistente. Si se busca una buena seguridad, este modelo es muy bueno.

Cierres metálicos de tijera

Perfecto para que los clientes puedan ver lo que hay en el interior del negocio sin problemas. La apertura en este caso puede ser central o lateral aunque también se puede comprar un modelo de giro, en cuyo caso el espacio ocupado por el cierre será muy pequeño. Perfecto si se busca un modelo que ocupe muy poco sitio una vez esté abierto.

Cierres metálicos de acero inoxidable

Este modelo tradicional se diferencia por su fabricación en acero inoxidable. Es importante su grosos para ver si el modelo a instalar es resistente o no a la presión.

Cierres metálicos galvanizados

Este cierre, similar al cierre convencional, se fabrica con pintura galvanizada.

Cualquiera que sea el tipo de cierre elegido, es importante que sea instalado por un profesional para que la seguridad de tu negocio sea la máxima posible, aunque haya que pagar un poco más. Solicita presupuestos y apuesta por un cerrajero profesional.